Apple firma y empieza las obras en el Passeig de Gràcia

0
1461

Marisa Anglés redactora del periódico Expansión ha destapado la notícia. Después de varios años a la búsqueda de un emplazamiento en el Passeig de Gràcia de Barcelona y meses de rumores acerca de su posible localización en el número 1, Apple ha vencido a firmas como: Uniqlo, Abercrombie y Desigual. La compañía de la manzana se ha adquirido la esquina del Passeig de Gràcia con Plaça Catalunya. Local que fue ocupado en septiembre por un grupo antisistema en vísperas de la huelga general y poco después fue desalojado.

Es un local de 3.200 metros cuadrados, situado en una de las mejores ubicaciones comerciales de Barcelona. La que será la segunda tienda de Apple en Barcelona, después de abrir en La Maquinista, tendrá tres plantas y una superficie comercial de 2.500 metros cuadrados –la máxima permitida– y será el segundo mayor establecimiento de la Apple en Europa por detrás de Londres.

Representantes de la compañía firmaron el pasado jueves en California un contrato de alquiler de treinta años con los propietarios del local comercial, la familia valenciana De Andrés, que costeará las obras estructurales. Ascana ha asesorado a la familia De Andrés, en la operación, que pagaron más de 60 millones por el local e invertirán 8 millones más en la rehabilitación que se inició el pasado viernes. Mantendran los elementos de la fachada que están protegidos, eliminarán las rejas de las ventanas y demolerán la estructura que recubría las cámaras acorazadas del banco.

La familia De Andrés prevé entregar las llaves a Apple dentro de seis meses, momento en que el grupo tecnológico empezará las obras de interiorismo. Fuentes del sector indican que Cushman&Wakefield ha asesorado a Apple.

La planta baja tiene una altura de más de cuatro metros y en algunos puntos se unirán la planta sótano, la planta baja y la primera planta en una altura libre de doce metros. Uno de los miembros de la familia inversora, Dimas De Andrés afirmó ayer que mantiene negociaciones avanzadas con Ballester para comprar el resto del edificio. Su objetivo es convertir el inmueble en un hotel de lujo y alquilarlo a una cadena hotelera, por lo que ya ha establecido contactos con algunos grupos turísticos. “Nos gustaría convertirlo en una fórmula mixta de hotel de cinco estrellas y condo hotel, con un aparcamiento subterráneo”, explicó De Andrés.
La familia valenciana sigue buscando otros locales comerciales en zonas prime de Barcelona. El grupo de la familia De Andrés posee negocios en el sector de las energías renovables en Italia, Estados Unidos y Canadá y también hoteles alquilados a distintas cadenas en España y Estados Unidos.

Foto: Google Maps

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.